Los agentes de policía de Ljubljana se entrenarán utilizando el simulador de motos

La Policía de Tráfico de Ljubljana, capital de Eslovenia, ha adquirido dos simuladores de conducción de motocicleta Honda con el fin de  proporcionar mayor seguridad en la preparación de oficiales de policía.

Como cada año, la policía de tráfico se somete a unas pruebas con el inicio de cada año, siendo la novedad de que se en esta ocasión se utilizarán los dos simuladores de conducción de motocicletas adquiridos por este Departamento, para que desarrollen las pruebas de conducción tanto de alto rendimiento como en distancias largas con la motocicleta.  Utilizando el simulador de conducción  los policías que realizan su trabajo en moto a partir de ahora podrán entrenar de manera óptima, de forma activa, profesional y segura.

El entrenador de conducción segura, es decir, el HONDA RIDING TRAINER RT1, se destina a la formación de los motociclistas que requieren diferentes experiencias de conducción. A partir de 2006, cuando fue introducido al público, ha recibido extraordinarias calificaciones por su papel en la formación del futuro y también de los motociclistas cualificados en todo el mundo.  Esta es la razón por la que poco a poco se va introduciendo en los programas de educación, es decir, tanto en la educación amateur (autoescuelas, asociaciones nacionales de automóviles), así como en la educación destinada a los profesionales (la policía, los servicios civiles que emplean los motociclistas).

Durante el entrenamiento se genera la opinión de que conducir, utilizándolo, pronto se vuelve predecible debido a las situaciones repetitivas que se producen. Pero la realidad, es que, la previsibilidad es la que cambia la forma de pensar y por lo tanto el comportamiento discreto y eficaz  de los usuarios ante el tráfico.  El programa consta de las situaciones que ocurren en el tráfico vial, tales como, las causas más frecuentes de los accidentes con motocicletas, dando lugar a las peores consecuencias.  Además, es el resultado profesional de la investigación exhaustiva realizada en 60 accidentes en las carreteras de cinco países europeos.

El programa, junto con todas las opciones especificadas permite una formación profesional a los  agentes de policía de tráfico y es muy eficaz como complemento a la ya existente formación básica obligatoria para una conducción segura de motos y una formación destinada a los agentes de policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *